Nueva actualización de Windows se convierte en un problema global

Algunos fallos técnicos de la nueva versión están relacionados con los navegadores Google Chrome y Edge, mientras que otros afectan al sonido o la resolución de pantalla del ordenador.

La nueva actualización de Windows, que fue lanzada este lunes, genera errores que están causando problemas en los ordenadores de los miles de usuarios que ya la han instalado, informó este jueves Techradar, portal web dedicado a la tecnología.

Usuarios que ya han probado la nueva versión de Windows aseguran que la actualización provoca distintos problemas técnicos, como la desactivación del sonido multicanal o la desaparición del menú contextual de la barra de tareas. Asimismo, también alertan que, tras la actualización, algunas funciones se ralentizan, como el control rápido realizado con las teclas Alt-Tab —que se utiliza para cambiar de ventana de manera rápida— o el cursor del ratón.

Otro de los fallos técnicos notados por los internautas está relacionado con el uso de navegadores, cuya velocidad empeora notablemente, en el caso de Google Chrome, mientras que en el caso de Edge directamente deja de funcionar. Por otro lado, la nueva actualización de Windows disminuye la resolución de pantalla.

Según Techradar, algunos de estos problemas pueden ser solventados por los propios usuarios siguiendo distintas indicaciones, mientras que en otros casos se aconseja que los usuarios esperen a que los desarrolladores solucionen el error de la actualización de Windows.

Windows 10 viola las leyes locales

El pasado miércoles el Ministerio Público Federal (MPF) de San Pablo, Brasil, exigió a la Justicia que obligue a Microsoft a cambiar su proceso de instalación predeterminado para Windows 10, puesto que, según sostiene, este viola varias leyes locales en relación con la protección de datos personales de los usuarios y los recolecta sin su “consentimiento expreso”.

De acuerdo con la agencia Reuters, la denuncia plantea que, con la nueva configuración, las personas que utilizan el sistema operativo dan la aprobación automática para que la compañía recolecte datos de los usuarios, como la navegación, el historial de búsqueda, el contenido de los correos electrónicos y su ubicación.

“El procedimiento viola innumerables principios constitucionales, como la protección de la privacidad”, señala el texto presentado, que pide que la empresa cese en su accionar durante los próximos 15 días. A su vez se propone una multa de 10 millones de reales (2,87 millones de dólares) y 100.000 reales (28.700 dólares) por cada día que no se cumpla con la demanda.

Recolectar datos a la fuerza
El diario O’Globo explicó que la última actualización del sistema operativo hizo obligatoria la llamada ‘telemetría básica’ en las versiones domésticas. De esta forma, incluso si el consumidor deshabilita la opción de proporcionar datos, Microsoft continúa recogiendo información que considera esencial para el rendimiento del servicio.

“Tal postura es indicadora de un objetivo más amplio y relevante para los intereses comerciales de la empresa, de potenciar ganancias y ganancias con esa colecta invasiva de datos de sus consumidores”, afirmó el procurador Pedro Antônio de Oliveira Machado.

Asimismo el fiscal advirtió que varios organismos públicos usan Windows 10, incluyendo la Justicia Electoral, la Justicia Federal y el propio MPF. Por este motivo aseguró que es necesario llevar adelante un control constante de las actualizaciones y exigir que se modifique la versión actual.