Crean fármaco que detiene el cáncer de modo permanente

Crean fármaco que detiene el cáncer de modo permanente

Científicos australianos descubrieron un nuevo fármaco contra el cáncer, el cual pone a las células cancerosas en un ‘sueño permanente’ y sin causar los desagradables efectos secundarios de otras terapias oncológicas, reveló un estudio publicado en la revista ‘Nature’.

Este tratamiento sería la primera terapia que se basa en poner el cáncer ‘a dormir’, deteniendo así el crecimiento y la proliferación de un tumor canceroso sin dañar el ADN de las células.

La nueva terapia se ha mostrado muy promisoria poniéndole un alto al cáncer y podría convertirse en una alternativa para su tratamiento. El descubrimiento fue realizado por Tim Thomas y Anne Voos, del Instituto Walter and Eliza Hall, Jonathan Baell del Instituto Monash y Brendon Monahan, de Cancer Therapeutics CRC, y se basa en las proteínas KAT6A y KAT6B como inhibidoras del crecimiento del cáncer.

Los investigadores descubrieron que agotando genéticamente la proteína KAT6A cuadruplicaron las expectativas de vida en animales con cáncer de sangre y linfoma, así que buscaron la manera de inhibir su acción. El compuesto resultante fue bien tolerado en pruebas preclínicas y se mostró efectivo deteniendo el crecimiento de tumores sin afectar a las células sanas.

La principal diferencia entre esta nueva terapia y tratamientos como la quimioterapia y la radioterapia es que éstas generan un daño irreversible en el ADN de las células cancerosas, las cuales no pueden recuperarse y mueren. El problema es que estas terapias no pueden enfocarse sólo en las células enfermas y daña a las células sanas también, causando así todos los indeseables y conocidos efectos secundarios.

“En lugar de causar daño en el ADN de las células, esta terapia simplemente pone el cáncer a dormir, evitando que las células cancerosas se dividan y proliferen; sin esta capacidad, el cáncer se detiene de modo permanente”, afirmó la doctora Anne Voos.

“Aún falta mucho trabajo para lograr que los efectos de este tipo de fármaco se investiguen en pacientes humanos con cáncer; sin embargo, nuestro descubrimiento sugiere que este tipo de medicamentos podrían ser particularmente efectivos como terapia de consolidación, retrasando o evitando el rebrote del cáncer una vez que se aplique un tratamiento inicial”, concluyó la investigadora.

Milenio