Detectan una partícula que no debería existir

Detectan una partícula que no debería existir

¿Pueden los grandes experimentos científicos relacionados con la Física contradecirse entre sí? Pues parece que en ocasiones sí. Es lo que sucede con unas hipotéticas partículas conocidas como neutrinos estériles.

Su posible existencia fue detectada por primera vez a principios de los años 90, en un experimento realizado en el Laboratorio Nacional de Los Álamos, en Nuevo México.

Pero los resultados del mismo no pudieron replicarse y, hasta la fecha, todos los intentos para tratar de volver a detectarlos resultaron infructuosos, lo que generó serias dudas sobre su existencia.

Pero, ahora, un experimento realizado en el Laboratorio Nacional Fermilab, en Chicago, ha vuelto a detectar la misma anomalía que en el que se realizó en Los Álamos.

Los resultados obtenidos, y que están disponibles en el sitio arXiv, no encajan con los modelos estándar de la Física, por lo que se necesitaría la existencia de un nuevo tipo de partículas para poder explicarlos. Y esas partículas serían los llamados neutrinos estériles.

Los neutrinos son partículas subatómicas con masa, pero tan pequeña, que es muy difícil medirla. Su interacción con las demás partículas es mínima, por lo que son capaces de atravesar la materia sin apenas perturbarla. Y los llamados neutrinos estériles se diferenciarían de ellos en que no tienen ninguna interacción con otras partículas.