Doctor mexicano desarrollò ‘polvo de frambuesa’ que quita la ansiedad de recurrir al cigarro

Científicos mexicanos desarrollaron este producto que elimina el síndrome de abstinencia y permite que los pacientes dejen el cigarro en 14 días.

Doctor mexicano desarrollò 'polvo de frambuesa' que quita la ansiedad de recurrir al cigarro

Compartir es demostrar interés

El doctor Santiago Filardo Kerstupp, investigador de la Universidad Autónoma del estado de hidalgo (UAEH), fumaba dos cajetillas al día, un hábito que podía llevarlo a desarrollar toda clase de padecimientos respiratorios, pero que simplemente no dejaba.

Su suerte cambió cuando trabajó con comunidades indígenas del Valle de Mezquital. Ahí le ofrecieron una bebida preparada con frambuesa que le quitó la ansiedad de recurrir al cigarro. La revelación fue inmediata.

“Empecé a buscar algo en la frambuesa que tuviera una acción contra la nicotina, algo en sus propios activos. Y lo encontré”, asegura el experto.

Se trata del ácido elágico, que en una concentración óptima, atrapa a las moléculas de la nicotina y las neutraliza.

También evita los efectos de la abstinencia, como la ansiedad, permitiendo que el paciente deje el cigarro en tan sólo dos semanas.

Ya ha sido usado en ratones y al resultar muy efectivo, su creador lo probó en él mismo 

La investigación -efectuada en conjunto con los doctores Alfonso Atitlán y Ricardo Pérez-Pastén Borja- realizó los primeros experimentos en animales. Se probó con ratones, a los que expusieron a la nicotina durante una semana hasta volverlos adictos. Luego les retiraron la droga, dejándolos con signos de abstinencia.

“Su comportamiento se da al revés que con el ser humano. Con la nicotina se hacen lentos y temerosos, y cuando se las quitamos, se ponen mucho más activos. Sin embargo, en todos los casos, al darles el ‘polvo de frambuesa’, no presentaron abstinencia“, afirma el Dr. Filardo.

Más tarde, el propio doctor Filardo fue ‘conejillo de indias’ para experimentar la fórmula que desarrollaron.

“Probé el tratamiento en mí mismo, y en 14 días, empecé a aborrecer el cigarro”, indica el investigador que era adicto a la nicotina.

Fuente: El milenio

No es un producto milagro, los doctores recomiendan un tratamiento de refuerzo para combatir la adicción 

Pero no basta con tomar el producto para dejar el cigarro, pues el paciente puede recaer.

El doctor Filardo insiste en que no hay productos milagro, pues incluso con su ‘polvo de frambuesa’ existe un riesgo de recaída, si el paciente no tiene la convicción.

“El producto ayuda mucho, pero también es cosa del cerebro, que verdaderamente quiere dejar de fumar. Cuando terminan el tratamiento de 14 días, muchos se sienten mejor, pero ese es el gran problema, que varios regresan a su hábito después porque sienten que ya están bien”, confirma.

Para ellos también han ideado un tratamiento de refuerzo, que se toma dos meses después del primer medicamento para asegurar que no recaigan.

Hasta ahora se ha ocupado en unas 90 personas, pero se espera que en los próximos meses hagan más pruebas clínicas en 500 personas o más, todos voluntarios que se ponen en contacto con la doctora Lydia Raesfeld, directora del Parque Científico de la UAEH.

De acuerdo con el especialista Filardo, este ‘polvo de frambuesa’ también a sido efectivo contra otras adicciones.

“Ya lo estamos probando con otras drogas, como la marihuana y el alcohol, y sí funciona. Ya se tienen incluso algunos estudios de los costos, pero la meta es que en un futuro llegue.