Este ingrediente casero podría ser un significativo aporte para la cura del cáncer

Este ingrediente casero podría ser un significativo aporte para la cura del cáncer

Expertos han encontrado un método barato y sencillo en su uso para ayudar a combatir el cáncer.

Científicos del Instituto Ludwig para la Investigación del Cáncer (Estados Unidos) han descubierto que el consumo de bicarbonato sodio aumenta la eficacia de la quimioterapia, convirtiéndose en un significativo aporte en la lucha contra el cáncer, informa EurekAlert.

El problema es que dentro de los tumores grandes las células suelen estar privadas del oxígeno y se encuentran inactivas, por lo que muestran resistencia a los medicamentos y se cree que pueden causar recaídas.

En el estudio se analizaron tumores en ratones, a los que se suministró bicarbonato de sodio con agua potable, que sorprendentemente fue suficiente para neutralizar la acidez de las zonas privadas de oxígeno en los tumores y activarlos, haciéndolos más sensibles a la terapia.

En otras palabras, con tan solo agua y bicarbonato de sodio es posible ‘engañar’ a las células dentro de un tumor y así combatirlo con más facilidad en las terapias, según los investigadores.

“El concepto es muy simple”, sostiene el autor del estudio Chi Van Dang. “No se trata de un medicamento de 100.000 dólares al año. Es literalmente solo bicarbonato de sodio”.

Este agente químico utilizado en muchos productos higiénicos provoca cáncer intestinal

El triclosán, una sustancia química que a menudo se usa como potente agente antibacteriano en dentífricos, jabones y otros productos higiénicos, provoca cáncer del intestino grueso e incide en su crecimiento. Así lo determinó un experimento realizado en la Universidad de Massachusetts Amherst (EE.UU.), cuyos resultados recogió el sitio web MedicalXpress la semana pasada.

Incluso pequeñas dosis de triclosán alteran la microbiota intestinal, resumió el equipo científico que estuvo a cargo de la investigación, en la que se utilizaron y analizaron diversos grupos de ratones de laboratorio: tanto sanos como ya enfermos con cáncer. El triclosán aumentó la inflamación, indujo colitis o el desarrollo de tumores asociados con colitis en todos los roedores.

“Estos resultados sugieren, por primera vez, que el triclosán podría tener efectos adversos para la salud intestinal”, comentó uno de los investigadores, Guodong Zhang, cuyas palabras recoge el medio.

El daño que el triclosán causa al hígado había sido revelado antes por otro equipo universitario estadounidense, ya en el año 2014. A este ingrediente habitual del jabón se atribuyó la producción excesiva de células, algo que tiene consecuencias tales como el desarrollo de fibrosis y tumores.

El grupo destacó que un informe previo a su estudio, emitido por las autoridades sanitarias, había señalado que el triclosán se detectaba en 75 % de las muestras de orina de pacientes estadounidenses. Además, se le ubicaba entre las 10 principales sustancias contaminantes de aguas fluviales.

Otra integrante del equipo de Massachusetts indicó que se podrá visualizar “el potencial establecimiento de futuras políticas regulatorias” respecto a este agente antibacteriano después de un estudio más detallado de su impacto sobre la salud humana (y no solo en animales). Precisó que para el estudio se aprovechó un modelo de ratón genéticamente modificado, y definió como “crítico” el cambio producido en la microbiota normal por causa del triclosán.