Hombres con el pene curvo presentan mayor riesgo de cáncer

Hombres con el pene curvo presentan mayor riesgo de cáncer
Imagen/ES interesante

El síndrome de Peyronie o del “pene torcido” se relaciona con una mayor prevalencia de tumores urológicos, de estómago y de tipo melanoma, según un estudio.

Los hombres que presentan determinada condición que curva el pene tienen un riesgo significativamente más elevado de padecer ciertos tipos de cáncer, de acuerdo con un nuevo estudio del Colegio Baylor de Medicina presentado en la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva, informa ‘Muy Interesante’.

En concreto, el riesgo de tumor maligno se eleva un 40% en los casos de cáncer testicular y de estómago; y es un 29% mayor en el de tipo melanoma en los hombres que presentan esta condición, comúnmente conocida como pene torcido, pene doblado o pene curvo.

¿Cuál es la relación? No está clara. Pero, tal como los investigadores sugieren, el mismo gen que determina esta curvatura del pene también podría regular el desarrollo de determinados tumores.

Estamos hablando, no obstante, de una curvatura con nombre propio. Se trata del llamado síndrome de Peyronie, por la cual se forman unas estructuras fibrosas en el interior de los cuerpos cavernosos del pene, provocando esta característica curvatura durante la erección. Afecta aproximadamente al 7% de los varones

Una condición que, aunque pueda parecer una simple anomalía física, puede ser sintomática de un problema más serio.

Los investigadores partieron de un análisis genético de un padre y su hijo, ambos con el síndrome de Peyronie: descubrieron que ambos compartían genes que les hacían más predispuestos a padecer estos tres tipos de cáncer: testicular, estomacal y melanoma.

Esta misma relación se observó en un pormenorizado estudio posterior, que incluyó a un millón y medio de hombres.

Los resultados resultan lo bastante alarmantes como para que el equipo de investigadores haya recomendado aumentar el cribado de estos tres tipos de cáncer (testicular, de estómago y melanoma) en los hombres que presentan curvatura en el pene.

“Si bien los datos no tienen influencia en la vida sexual y reproductiva de estos pacientes, sí deberían ser monitoreados por riesgo de trastornos más graves, en contraste con el resto de la población”, según el Dr. Alexander Pastuszak, investigador principal. “Nadie ha hecho una asociación como esta hasta ahora”.

Pese a que, para los científicos, la relación entre la curvatura del pene y la mayor incidencia de cáncer está clara, todavía no se conocen bien las causas ni de dicho síndrome, ni de por qué es un factor de riesgo de cáncer. No obstante, los investigadores están seguros de que comparte vías genéticas con, al menos, estos tres tipos de tumores.

Precisamente por ello, los investigadores animan a aumentar los programas de cribado específicos en los hombres con esta característica, dado que hacerlo aportaría datos extra y permitiría reafirmar o refutar las conclusiones del estudio.

Ampliando datos extraídos del estudio, la afección de la curvatura del pene o síndrome de Peyronie comparten también una vía molecular con la enfermedad de Dupurytren, una deformidad de la mano; y también con la enfermedad del plomo, un engrosamiento del tejido de los pies.

Según investigadores de la Universidad de Estambul, se cree que Peyronie afecta al 7,1% de los hombres, pero la prevalencia real de la enfermedad puede ser mayor debido a que los pacientes, seguramente, sean reticentes a informar de esta “embarazosa” condición a su médico.

Aunque, dados los resultados del Colegio Baylor de Medicina, es importante que los hombres que posean esta característica acudan sin dudar a revisiones periódicas con el urólogo.