Identifican en EE.UU. una nueva infección resistente al antibiótico más potente del mundo

Identifican en EE.UU. una nueva infección resistente al antibiótico más potente del mundo

La infección, provocada por una bacteria, muestra altos índices de contagio.

Los investigadores de la Universidad Emory de la ciudad de Atlanta (Georgia, EE.UU.) informaron sobre el descubrimiento de una nueva cepa de la bacteria ‘Klebsiella pneumoniae’ resistente a los antibióticos y que presenta altos índices de contagio, informa MedicalXpress.

La ‘Klebsiella pneumoniae’ fue encontrada en un paciente en Estados Unidos. Estos microorganismos suelen causar la neumonía y otras infecciones peligrosas.

Según el análisis de los investigadores, esta bacteria soporta el tratamiento con colistina —el antibiótico más potente del mundo—, que los médicos emplean como último recurso para curar las infecciones más graves. La nueva cepa también es resistente a una amplia gama de carbapenémicos, fármacos de última generación.

Los investigadores instan a un mayor control de esta forma de bacterias, que tienen el potencial de aumentar la virulencia y pueden ser especialmente preocupantes en los entornos de atención médica, anota MedicalXpress.

El estudio del Centro de Resistencia Antibiótica Emory fue presentado en ASM Microbe, la reunión anual de la Sociedad Americana de Microbiología, que se celebra entre el 7 y el 11 de junio en Atlanta.

Las moscas propagan el gen responsable de la resistencia a antibióticos

El primer estudio sistemático de la resistencia de las bacterias a los antibióticos de último recurso que China ha llevado a cabo ha revelado que esos microorganismos ofrecen mucha más batalla de la que se estimaba y que son las moscas las que propagan los genes que aumentan el aguante bacteriano, informa ‘New Scientist’.

Esos antibióticos de último recurso constituyen la última línea de tratamiento contra las infecciones bacterianas que han resistido a cualquier otro medicamento, con lo cual hoy en día no existen otras alternativas terapéuticas. En concreto, en 2015 se encontraron en China bacterias resistentes a dos de esos medicamentos, la colistina (polimixina E) y carbapenemas.

Tras diversas investigaciones, algunos especialistas concluyen que el origen de los genes de resistencia que han encontrado en diversos hospitales se encuentra en las granjas chinas que añaden antibióticos a los piensos para animales, en donde un tercio de la bacterias ‘E.coli’ son inmunes a carbapenemas y la cuarta parte a la colistina.

Estos científicos han encontrado un alto nivel de bacterias resistentes a los fármacos en las heces de perros y moscas que se encuentran en algunos de esos lugares —como criaderos de pollos—, con lo cual los insectos alados serían los responsables de transportar microbios inmunes de las granjas a las ciudades.