Investigan si el tamaño cerebral influye sobre el intelecto y la memoria y este es el resultado

Alzhéimer: Científicos identifican el momento en que comienza esa enfermedad

Los datos para estimar la relación fueron obtenidos a partir de resonancias magnéticas, pruebas cognitivas y mediciones de alcance educativo.

Un estudio científico ha confirmado que existe “una pequeña pero significativa conexión” entre el tamaño del cerebro y la inteligencia en los seres humanos. No obstante, el tamaño es “solo una pequeña parte del cuadro” y explica en torno al 2% la diferencia en las pruebas de rendimiento, afirman los autores.

La investigación estuvo dirigida por los profesores Gideon Nave, de la Universidad de Pensilvania, y Philipp Koellinger, de la Universidad Vrije de Ámsterdam. Los datos para estimar la relación fueron obtenidos a partir de resonancias magnéticas, algunas pruebas cognitivas y mediciones de alcance educativo practicadas a 13.600 personas. El material básico fue extraído del repositorio de información UK Biobank, el cual acumula datos de más de medio millón de británicos.

“En promedio, una persona con un cerebro más grande tenderá a rendir mejor en las pruebas de cognición que otra con un cerebro más pequeño”, sintetizó Nave, cuyas palabras recoge el sitio web de su universidad. Además, por cada 100 centímetros cúbicos adicionales de sesos (específicamente de materia gris y en menor grado la blanca) se prolongan en promedio cinco meses los años de escolaridad del individuo.

Hombres y mujeres con “más transistores”

La lógica es la misma que en la computación de datos: “Si usted tiene más transistores, puede calcular más rápido y transmitir más información”, explicó el científico por medio de una analogía. Igualmente si tiene más neuronas, eso le permite tener una memoria algo mejor o cumplir con más tareas simultáneamente.

Nave afirmó que solo se puede trazar el patrón dentro de cada género. “Al igual que con la estatura, hay una diferencia sustancial entre hombres y mujeres en el volumen de su cerebro, pero eso no se traduce en diferencias en la capacidad cognitiva”, dijo.

La superioridad debida a un mayor tamaño de la materia gris se expresa en el uso de la memoria, la lógica y en las reacciones. Este efecto es “bastante fuerte” para que se pueda pasar por alto el vínculo entre la anatomía cerebral y la capacidad cognitiva, pero al 98% el desarrollo del intelecto depende de otros factores, admiten los autores del estudio.

En parte, por eso, nadie va a medir las cabezas a quienes buscan un trabajo intelectual durante el proceso de contratación, según una broma que Nave compartió con los lectores del sitio web universitario. El artículo científico del investigador de Pensilvania y sus cuatro coautores fue publicado el 30 de noviembre en la revista Psychological Science.

En ES interesante | Descubren una región desconocida del cerebro humano