¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando te comes el chicle?

¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando te comes el chicle?

Que bonitos recuerdos de cuando éramos unos niños y aprendíamos avisar a ir al baño. O que tal, de cuando formabas tus primeras palabras y todos se admiraban diciendo: Dijo mamá!

Y el clásico mandamiento del chicle: No te lo tragues porque se va a quedar en tu estómago por años. Por eso, seguro llegaste a pensar que si te lo comías, tus tripas se iban a pegar.

Gracias al avance del conocimiento estos y muchos otros mitos quedaron atrás. Ahora, podemos saber que el el chicle no se quedará en el estómago por más de una semana. Así lo explica con sus propias palabras Edwin Mcdonald, Gastroenterólogo de la Universidad de Chicago y Director Asociado de Adult Nutrition.

“La ingestión repetida de chicle puede conducir a una pequeña masa de material no digerible que potencialmente puede provocar una obstrucción intestinal”.

Claro!, no pasa nada si de vez en cuando te tragas un chicle por accidente, pues el estómago vacía periódicamente su contenido al intestino delgado, luego irá al colón y pasará a las heces fecales.

Sin embargo, sé cuidadoso contigo y tus hijos, porque sí podrías tener problemas intestinales si la acción se repite frecuentemente. Ah!, y por favor ya no le digas a tu niño que el chicle se le va a quedar por siempre ahí adentro.