Revelan que no existe relación entre los videojuegos violentos y la agresividad

Síguenos en...
Revelan que no existe relación entre los videojuegos violentos y la agresividad

Domingo, 12 de marzo del 2017 a las 22:09

Un estudio realizado a jóvenes de sexo masculino en Alemania, ha determinado que jugar videojuegos violentos no desencadenan en el mal comportamiento y agresividad.

En la actualidad los videojuegos son una puerta alternativa para escapar de nuestro mundo real y entrar a uno ficticio. El alcance de estos ha sobrepasado fronteras y sean diversificado de tal manera que existen para diferente público de todas las edades y gustos.

Por otro lado, hay un preocupante aumento de agresividad entre los jóvenes y disminución de aprendizaje, normalmente a esto se le relaciona con los videojuegos, en especial con aquellos con alta violencia y explìcitamente sangrientos; sin embargo, el reciente estudio conducido por el Dr. Gregor Szycik, del Hannover Medical School en Alemania, aborda los efectos a largo plazo de los videojuegos violentos.

El comportamiento antisocial y la empatìa disminuida no es normal en las personas. Estudios previos han demostrado que las personas que juegan videojuegos violentos pueden ser desensibilizadas… pero, existe un problema con estos estudios y es que la mayoría estudiò los efectos a corto plazo analizando el comportamiento de los participantes inmediatamente después o durante una partida.

El Dr. Szycik asegura que “estamos confrontando en nuestra labor clínica más y más pacientes que presentan un comportamiento compulsivo por el uso de estos videojuegos”, haciéndose evidente la necesidad de conocer los efectos a largo plazo de una manera más objetiva.

Los participantes en dicho estudio fueron todos masculinos, ya que la agresividad es màs frecuente en este grupo. Se evitò también los efectos a corto plazo y para ello las pruebas fueron realizadas tres horas después de la última partida o màs. Los participantes jugaron Call of Duty o Counterstrike al menos dos horas al dìa por los pasados 4 años. Los científicos evaluaron la capacidad empàtica con una serie de cuestionarios psicológicos y además se les mostraban una serie de imágenes para provocar una respuesta empàtica y emocional.

La técnica de imagen utilizada, permite medir las zonas del cerebro que se activaban en dependencia de la respuesta a los estímulos, permitiendo su comparación con la de los no jugadores. Los datos analizados, resonancias magnéticas funcionales o fMRI, fueron comparados con los de individuos que no tenían experiencia alguna con videojuegos violentos y no jugaban de forma regular.

Los resultados permitieron concluir que no existen diferencias entre los jugadores y no jugadores frente a los estímulos provocados. La hipótesis inicial de que los videojuegos violentos tienen relación con los efectos negativos en el comportamiento de los jugadores ha sido denegada. El Dr. Szycik que su estudio siente las bases para seguir abordando este tema.

Vía tekcrispy