Un gato moribundo infecta a su dueño con una infección mortífera

Un gato moribundo infecta a su dueño con una infección mortífera

El hombre acudió al hospital después de que aparecieran en su cuello dos enormes forúnculos rojos.

Unos enormes forúnculos crecieron en el cuello de un hombre después de ser contagiado por su gato moribundo de una infección potencialmente mortal, informó la revista The New England Journal of Medicine la semana pasada.

El hombre, de 68 años y residente del estado de Misuri (EE.UU.), acudió al médico después de padecer fiebre y una dolorosa hinchazón que se desarrolló en el lado derecho de su cuello durante dos meses. Los síntomas aparecieron poco después de la muerte de su gato, que fue diagnosticado con leucemia felina, aunque este diagnóstico no fue confirmado por pruebas de laboratorio.

En el hospital al que fue trasladado el hombre, los médicos determinaron que las enormes ampollas rojas en el cuello del hombre se debían a una inflamación de los ganglios linfáticos, pero después de una prueba de sangre, el enfermo fue diagnosticado con tularemia. Según la revista, los gatos domésticos pueden infectarse de esta enfermedad a través al comer presas infectadas y transmitir la bacteria que la causa a los humanos.

ADVERTENCIA: Las siguientes imágenes pueden herir su sensibilidad

Se informa que después de un tratamiento de cuatro semanas con antibióticos, el hombre consiguió recuperarse por completo.

En ES interesante |  Por morderse las uñas se provocó un cáncer y ahora le tienen que amputar un pulgar