Descubren en una biblioteca tres libros antiguos cubiertos con veneno

Descubren en una biblioteca tres libros antiguos cubiertos con veneno

El hallazgo fue accidental y se produjo mientras los expertos intentaban descifrar unos textos en latín incrustados en el encuadernado de sus cubiertas.

Dos investigadores daneses descubrieron recientemente tres libros de los siglos XVI y XVII que contenían grandes cantidades de arsénico en sus cubiertas. Las venenosas rarezas fueron halladas en la colección de la biblioteca de la Universidad del Sur de Dinamarca, informa el portal The Conversation.

Según sus descubridores, Jakob Povl Holck y Kaare Lund Rasmussen, el hallazgo fue accidental y se produjo mientras intentaban descifrar unos textos en latín incrustados en el encuadernado de las cubiertas de los ejemplares. Antiguamente, los encuadernadores solían utilizar fragmentos de manuscritos medievales —como copias de la ley romana y la ley canónica—, para fortalecer las tapas de cada edición.

En esta ocasión, identificar los escritos era difícil debido a una extensa y gruesa capa de pintura verde que oscurecía las letras. Fue entonces cuando, tras un análisis de fluorescencia con rayos X para determinar elementos químicos, se identificó que el pigmento era en realidad arsénico, una de las sustancias más tóxicas conocidas y cuya exposición puede provocar desde una severa intoxicación hasta la muerte.

Holck y Rasmussen creen que el veneno posiblemente fue utilizado para proteger los libros de los insectos y otros animales y aseguran que “no existe un peligro real” para los expertos de sufrir sus efectos.

Los tres tomos han sido almacenados aparte y se planea digitalizarlos para evitar el contacto físico. “Fueron manejados con cuidado, incluso antes del descubrimiento”, destaca Holck para Gizmodo.