Esta isla fue habitada por dos especies de ‘hobbits’

Esta isla fue habitada por dos especies de 'hobbits'

En distintos momentos de la evolución humana en esta isla han vivido dos tipos de pigmeos.

La isla de Flores es una de las muchas que forman Indonesia. Para los científicos tiene un interés especial, porque en ella han aparecido en al menos dos ocasiones especies humanas enanas que no estaban emparentadas entre sí y que evolucionaron de forma independiente. Esto ha llevado a los investigadores a creer que la responsable de la baja estatura de ambas especies es la propia isla, según informa Science.

La primera de las especies humanas que habitó la isla de Flores hace aproximadamente 100.000-60.000 de años fue el ‘Homo floresiensis’. Huesos de representantes de esta especie —apodados ‘hobbits’ por su estatura de apenas un metro— fueron encontrados en 2003 en la cueva de Liang Bua.

La población actual de la isla también está formada en parte por pigmeos, a los que durante mucho tiempo los investigadores emparentaron con los ‘hobbits’.

Ahora, sin embargo, un grupo de científicos de seis países encabezados por Richard Green, de la Universidad de California, y Joshua Akey, de la Universidad de Princeton (ambas en EE.UU.), indica que, a pesar de vivir en la misma área, los pigmeos modernos de Flores y el ‘Homo floresiensis’ no poseen fragmentos cromosómicos que los vinculen.

La investigación apunta a que el enanismo insular experimentado por ambas especies se puede atribuir a que las islas son ecosistemas con recursos alimenticios limitados, por lo que algunas especies de mamíferos que las habitan se adaptan reduciendo su tamaño para necesitar menos calorías.

Los científicos indican que, durante la época en que vivió el ‘Homo floresiensis’, la isla de Flores estaba habitada por elefantes diminutos y ratas enormes, entre otras especies con enanismo y gigantismo insular.

Los cambios de tamaño en animales que viven en las islas no es algo extraordinario para la ciencia. Por lo general, las especies que en otros entornos tienen un gran tamaño evolucionan reduciendo sus dimensiones en las islas, mientras que las pequeñas lo aumentan.