Hallan en Canadà la evidencia màs antigua de vida en la Tierra

Hallan en Canadà la evidencia màs antigua de vida en la Tierra

Compartir es demostrar interés

Un estudio realizado en Nature saca a la luz la evidencia màs antigua de vida en la Tierra.

Un equipo de científicos ha descubierto la evidencia màs antigua de vida, en fòsiles hallados en unas rocas del noreste de Canadà. Estas estructuras con huellas microbianas fueron descubiertas en el cinturón de Nuvvuagittuq, y son similares a otras encontradas anteriormente en ambientes parecidos. Presentan al menos una antigüedad de 3.770 millones de años y según el trabajo publicado en la revista Nature, sugiere que la vida empezò millones de años antes.

Las estructuras son microfòsiles que superan con màs de 300 millones de años a otras encontradas en Groelandia hace unos meses y cuentan con un diámetro similar a la mitad del grosor de un pelo humano. Como son tan pequeñas, los científicos tuvieron que utilizar una técnica de láser para determinar su antigüedad.

Fuente: hipertextua. Crédito: Matthew Dodd (University College London)

“…la vida surgió en fosas hidrotermales poco después del nacimiento de la Tierra”

“Nuestro descubrimiento apoya la idea de que la vida surgió en fosas hidrotermales poco después del nacimiento de la Tierra. Esta rápida aparición coincide con otras evidencias encontradas recientemente”, sostiene Matthew Dodd, primer autor del trabajo publicado en Nature.

La estimaciones realizadas hasta la fecha apuntaban que los primeros organismos vivos pudieron desarrollarse hace aproximadamente 4.000 millones de años. Los compuestos observados en las rocas -con una antigüedad de entre los 3.770 y los 4.290 millones de años- coinciden con el material que “comían” y “respiraban” las bacterias hace miles de millones de años.

Los científicos también descubrieron la presencia de filamentos y tubos en el interior de estructuras de apenas unos centímetros, llamadas concreciones y nódulos, y de otras agregaciones esféricas denominadas rosetas y gránulos. Dichas estructuras geológicas se forman, según explican en la revista Investigación y Ciencia, por la precipitación y segregación de minerales. “El hecho de que las hayamos desenterrado de una de las formaciones rocosas más antiguas que conocemos sugiere que hemos descubierto una evidencia directa de una de las formas de vida más antiguas de la Tierra”, comentan los investigadores.

Fuente: hipertextual. Crédito: Dominic Papineau (University College London)

Vida en Marte o en Europa

Al igual que sucede en otros estudios muy parecidos, abre una icògnita y es determinar si el carbono hallado en los fòsiles procede o no de actividad biológica. Afortunadamente la técnica de láser aplicada en la investigación ha permitido discernir que, efectivamente, los minerales parecen ser fruto de microorganismos que existieron en el pasado. Los investigadores sostienen que resolver el puzzle sobre el origen de estas estructuras puede ayudar a determinar la existencia de vida extraterrestre en planetas como Marte y satélites como Europa.

Fuente: Hipertextual, Nature,