Hallan uno de los más antiguos casos de cáncer en una tortuga que vivió hace 240 millones de años

Hallan uno de los más antiguos casos de cáncer en una tortuga que vivió hace 240 millones de años

En el fémur fosilizado de una criatura prehistórica que vivió durante el Triásico, se halló evidencia cierta de un osteosarcoma.

Un equipo de científicos de Alemania, Canadá y EE.UU. halló muestras de cáncer óseo en el fósil de un Pappochelys rosinae, un antepasado de las tortugas –sin caparazón– que habitó la Tierra hace 240 millones de años.

Según afirmó Florian Witzmann, uno de los autores del estudio, se trata de «uno de los casos más antiguos de cáncer en el registro fósil de vertebrados, y el caso más antiguo en un amniota, el grupo que abarca reptiles, aves y mamíferos».

En un comunicado, se precisa que el ejemplar en cuestión se encuentra en la colección de vertebrados fósiles del Museo Estatal de Historia Natural de Stuttgart, en Alemania. La atención de los científicos fue captada por un abultamiento misterioso en uno de sus fémures, que resultó ser un osteosarcoma perióstico, un tipo de cáncer óseo maligno.

Los investigadores indican que, en el caso de este espécimen, «probablemente un gen mutó y determinó el mal funcionamiento, uno de los que en los seres humanos se denominan genes supresores de tumores, y que son un tema candente de la investigación médica». No se ha podido precisar, sin embargo, si se trata de los mismos genes que causan el cáncer en los humanos, y tampoco se sabe si dicha dolencia resultó ser fatal para este antiguo ancestro de las tortugas.

«Nuestro hallazgo proporciona una evidencia adicional de que el cáncer no está restringido a la fisiología humana moderna», afirmó la investigadora Yara Haridy. «Por el contrario, la susceptibilidad a esta enfermedad tiene profundas raíces en la historia evolutiva de los vertebrados, cientos de millones de años antes del origen de los humanos», concluyó.

En ES interesante | Hallan en Argentina una nueva especie de dinosaurio que se defendía con afiladas espinas en su cuello