Hallan un mineral sin saber que escondía una especie desconocida de dinosaurio

Hallan un mineral sin saber que escondía una especie desconocida de dinosaurio

La especie de ornitópodos extinta habitó el área hace 100 millones de años, cuando el lugar estaba cubierto de una abundante vegetación.

Un ópalo hallado por mineros en una zona desierta de Australia ha resultado ser un fragmento de fósil de un dinosaurio desconocido hasta el momento para la paleontología que vivó hace unos 100 millones de años, informa el portal Science Alert.

El resto óseo —la mandíbula inferior del animal prehistórico, que tiene los dientes intactos— fue encontrado en el campo de ópalos de Wee Warra, cerca de Lightning Ridge (Nueva Gales del Sur, Australia) y posteriormente adquirido por Mike Poben, un comerciante de este mineral que donó el artículo a los investigadores.

Así, para homenajear el lugar del hallazgo y al hombre que lo hizo posible, la especie extinta ha sido denominada Weewarrasaurus pobeni, según consta en el estudio realizado por expertos de la Universidad de Nueva Inglaterra (Australia) y publicado este martes en la revista científica PeerJ.

Los científicos confirmaron que se trataba de los restos fosilizados de un dinosaurio y determinaron que el animal en cuestión habitó el área desértica, actualmente cubierta de arena, en el Período Cretácico, cuando el lugar aún poseía una abundante vegetación.

Y revelaron, además, que el Weewarrasaurus perteneció a una especie de ornitópodos —un subgrupo de dinosairios bípedos herbívoros que incluye al iguanodonte y al Parasaurolophus— y era un animal del tamaño aproximado al de un perro.

Los autores del trabajo detallaron que hace unos 100 millones de años en las inmediaciones de Wee Warra había un mar que luego comenzó a secarse, lo que incrementó el nivel de acidez en la arena.

Ello produjo que las pequeñas rocas dejaran escapar sílice —uno de los componentes de la arena— el cual, a su vez, se concentró en diversos huecos y espacios, incluyendo aquellos presentes en los restos óseos de animales. Finalmente, el nivel de acidez descendió con el tiempo, mientras que los sedimentos de sílice se endurecieron hasta formar ópalos. De esta manera se produjeron numerosos moldes naturales que conservaron con precisión la forma de los fósiles de dinosaurios.

Estos resultados permitirán a los paleontólogos comprender mejor la diversidad de la fauna prehistórica del lugar que, según sugiere el nuevo estudio, era rica en especies pequeñas de ornitópodos que vivían entre la espesa vegetación cretácica.

En ES interesante | Descubren fósil de un reptil el cual obligaría a reescribir la historia de los dinosaurios