Desmantelan “Narcotienditas” en el barrio bravo de Tepito

Desmantelan "Narcotienditas" en el barrio bravo de Tepito
Imagen/Captura de Pantalla

Policías de la Ciudad de México lograron desmantelar varias “narcotiendas” en el barrio bravo de Tepito gracias a una denuncia anónima.

Parecía cualquier tienda con decenas de contenedores de dulces y cartones de colores para promocionarlos a todo el público. Sin embargo, esos frascos almacenaban marihuana de todo tipo de sabores.

Pero no era lo único, en las narcotienditas vendían “chocos” en $20 pesos, MDMA (capsula) $50, cocaína lavada $400, cocaína que llamaban de rosas en $300 y más barata también en $270, y la de menor calidad en $250.

En los frascos tenían todo tipo de marihuana como la comercial, la rayada, la mango kush, Halloween, Miami sunrise y más.

Entre los puestos de las calles del barrio de Tepito se perdía la vecindad en donde se instalaban estas narcotienditas. Hasta aquí llegaban compradores del mismo barrio y personas que se surtían de diferentes colonias de la Ciudad de México.

La denuncia sobre estos puntos llegó vía telefónica hasta las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Publica que se dedicó a trabajar en la zona.

Con la información recibida, la policía realizó un mapeo de los puntos denunciados. Organizó patrullajes específicos en los puntos y planeó vigilancia para cualquier tipo de delito en el “barrio bravo”.

Fue entonces que los agentes hallaron toda esta droga. Había botes, contenedores, costales y demás. En total se desmantelaron 4 narcotienditas y fueron detenidas 19 personas.

Tras el aseguramiento los agentes solicitaron refuerzos de la Procuraduría de Justicia para asegurar la zona y evitar que llegaran habitantes del barrio a defender o tratar de liberar a los detenidos. Así finalmente los trasladaron al Ministerio Público.

Luego de que la Policía Capitalina aseguró el lugar el Ministerio Público pudo ingresar con una orden cateo a cada uno de estos departamentos. Allí organizaron alrededor de 200 kilos de droga que ya era preparada para venderse al mayoreo y al menudeo.

Gracias a las denuncias ciudadanas, al trabajo de inteligencia de la Policía Capitalina, a la planeación de patrullajes y vigilancias las 24 horas tras las pistas se lograron estas narcotienditas en el Barrio de Tepito.