‘El Señor de la V’ jura vengar la muerte de sus familiares

'El Señor de la V' jura vengar la muerte de sus familiares
Fuente/NTR

El pasado 30 de noviembre fue capturado José Valdez Chapa, conocido como “El Señor de la V”, hombre ligado al Cártel de la Sierra del Sur, y al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), en alianza con Guerreros Unidos y Los Linos.

De acuerdo con testimonios los hechos ocurrieron entre las 3:00 y las 4:30 de la madrugada en Temixco, Morelos. Según declaraciones a Grupo Reforma, los oficiales que participaron en la captura acudieron al domicilio atender una llamada anónima de un hombre masculino quién refería que en una vivienda llegaron vehículos con gente armada, encapuchada y que constantemente se escuchaban detonaciones de arma de fuego.

El cuerpo policíaco llegó al domicilio registrado con el número 238 de la calle Francisco I. Madero, en la Colonia Rubén Jaramillo. Fue en dicho lugar cuando uno de los oficiales visualiza a un par de sujetos armados y al darle alcance a uno de ellos, lo asesinan de varios disparos directo al cuerpo.

Informa el Portal Pulso, que los agentes enfrentaron al grupo de hombres, presuntos integrantes del crimen organizado. Y que se habla de una “balacera” que duró entre una y dos horas.

Los policías dispararon contra la vivienda bajo el argumento de que repelieron un ataque a balazos, en el que resultaron muertas 4 mujeres, un adolescente y una bebé de dos meses.

Las víctimas, productos del fuego cruzado, se trataba de la familia de José Valdez Chapa, “El Señor de la V”, su madre, esposa, dos hijos, una sobrina y otro familiar.

Al momento de su rendición, con un menor en brazos y celular en mano, amenazó a lo oficiales de la Comisión Estatal de Seguridad Publica por la muerte de su familia. “Cada gota de sangre derramada de mi familia será un litro de sangre derramada de las suyas”, advirtió.

El Diario Milenio informa que alrededor de 40 hombres a bordo de 10 camionetas integraron el convoy que lo recogió. El presunto delincuente fue puesto a disposición de un juez de control, quien finalmente lo dejó en libertad al desestimar las pruebas que aportaron autoridades de Morelos.