17.000 aplicaciones de Android rastrean y recopilan datos de sus usuarios sin permiso

17.000 aplicaciones de Android rastrean y recopilan datos de sus usuarios sin permiso

Google tiene conocimiento de esta situación desde hace varios meses, pero aún no se ha pronunciado al respecto.

Cerca de 17.000 aplicaciones para Android estarían recopilando información de sus usuarios sin permiso con el ánimo de rastrear su actividad y enviar publicidad dirigida. Así lo asegura el Instituto Internacional de Ciencias de la Comunicación (EE.UU.).

Serge Egelman, autor principal de la investigación, publicó este viernes un documento acerca de su estudio. Según explica, los dispositivos móviles cuentan con un número único, pero reiniciable, conocido como “identificador de publicidad”. Este dato recopila información del consumidor con el fin de detectar su comportamiento y sus intereses para así enviar anuncios relacionados; puede ser desactivado a voluntad del usuario, de manera similar a como se borran las ‘cookies’ en los navegadores de Internet.

No obstante, el experto denuncia que algunas aplicaciones se estarían aprovechando de otros identificadores (de ‘hardware’) difíciles o imposibles de cambiar, como la dirección MAC, el código IMEI, entre otros, también con fines de seguimiento. El problema radica en que estas acciones parecen violar la política de la tienda Google Play, que subraya que ninguno de los identificadores se pueden trasmitir “sin el consenso explícito de los usuarios”.

Las políticas de la compañía permiten a los desarrolladores recopilar identificadores, pero prohíben combinar los de anuncios con los de ‘hardware’ sin permiso, o usar estos últimos con fines comerciales.

De este modo, la investigación se centró en determinar el número de aplicaciones que violan esta política y descubrió que, de las 24.000 analizadas, aproximadamente el 70% (alrededor de 17.000) lo hacían. A través de este análisis se lograron identificar las redes publicitarias y demás compañías involucradas. La información fue suministrada a Google en el pasado septiembre.

Egelman afirmó que tras cinco meses de haber presentado su trabajo no ha recibido respuesta de Google y desconoce si el gigante tecnológico “planea abordar este problema generalizado”. “Google está proporcionando a los usuarios controles de privacidad, pero estos en realidad no hacen nada porque solo controlan la identificación del anuncio”, concluye.