Google Maps encuentra una gigantesca pirámide de hielo en la Antártida

Google Maps encuentra una gigantesca pirámide en la Antártida

Miles de usuarios de Google Maps han quedado impactados, luego de que las cámaras satelitales de esta aplicación captaran una gigantesca pirámide de hielo en el continente helado de la Antártida, un hecho que provocó que comiencen a circular teorías sobre su creación.

MexicoGeek, el canal de YouTube que publicó este descubrimiento, reveló que se encontraba escaneando el continente congelado de la Antártida con Google Maps, cuando de pronto notó algo extraño y decidió acercarse usando la herramienta zoom.

Grande fue su sorpresa al encontrar una enorme pirámide de hielo, la cual desató varias interrogantes, la más recurrente fue aquella que buscaba encontrarle un origen, algunos usuarios de YouTube pensaron que sería obra de los aliens.

“No hay duda de que fue hecha por aliens”, “Se parecen mucho a las pirámides de Egipto”, son algunos de los comentarios que puede leerse en este impactante vídeo que causa sensación en las redes sociales.

Sin embargo, algunos usuarios tienen teorías más realistas sobre esta pirámide de hielo, como que habrían sido creadas por los fuertes vientos que habrían erosionado una montaña y dado esa forma triangular que llamó mucho la atención de los usuarios de Google Maps.

Una posible explicación al misterio

Tras el descubrimiento no han faltado las teorías conspiratorias que sugieren que se trata de una supuesta base extraterrestre o, incluso, de los restos de la legendaria Atlántida.

Sin embargo no es la primera “pirámide” que se descubre, ya que fue en 1910 cuando los integrantes de una expedición británica usaron ese término para referirse a accidente geológico conocido como nunatak. Con dicho nombre se designa a las formaciones rocosas en forma de pico que sobresalen entre la nieve.

A ejemplo de estos accidentes geológicos, tenemos a otra pirámide de hielo descubierta en noviembre de 2016 cuya localización corresponde a las siguientes coordenadas 79°58’39.25″S 81°57’32.21″W de GoogleEarth.

Al final tampoco hay ningún misterio que rascar. Tal y como ha explicado Mitch Darcy, investigador del German Research Centre for Geosciences de Potsdam, se trata de uno de los picos de los Montes Ellsworth, una formación que se extiende a lo largo de cuatrocientos kilómetros bajo el hielo ártico.