Cuidado!: Inteligencia Artificial identifica la orientación sexual de las personas con una foto

Cuidado!: Inteligencia Artificial identifica la orientación sexual de las personas con una foto

La inteligencia artificial (IA) ahora puede identificar con gran precisión la orientación sexual de una persona mediante el análisis de fotos del rostro, según un nuevo estudio de la Universidad de Stanford que será publicado en la revista ‘Journal of Personality and Social Psychology’.

Para la investigación, se utilizó un sofisticado sistema matemático llamado “redes neurales profundas”, que aprende a analizar imágenes basándose en un gran conjunto de datos. En total los investigadores se basaron en más de 35.000 imágenes faciales de hombres y mujeres. Esos datos fueron tomados de un sitio web para encontrar pareja.

El ‘software’ informático probado durante el estudio logró distinguir correctamente entre homosexuales y heterosexuales con una precisión del 81 % en los hombres y del 74 % en las mujeres. Cuando el programa revisó 5 imágenes por persona, tuvo aún más éxito: fue capaz de aumentar el nivel de acierto hasta el 91 % en hombres y el 83 % en el caso de las mujeres.

Los humanos se desempeñaron mucho peor que el algoritmo, al identificar con precisión la orientación sexual solo del 61 % en los hombres y del 54 % en las mujeres. En términos generales, eso significa que “los rostros contienen mucha más información sobre la orientación sexual de la que puede ser percibida e interpretada por el cerebro humano”, escribieron los principales autores del estudio, Michal Kosinski y Yilun Wang.

Tendencias y teorías

De acuerdo con el estudio, los hombres y las mujeres gays tendieron a tener expresiones y estilos atípicos de género. Los resultados también determinaron ciertas tendencias: los hombres homosexuales tenían mandíbulas más estrechas, narices más largas y frente más grande que los heterosexuales, mientras que las mujeres homosexuales tenían mandíbulas más grandes y frentes más pequeñas en comparación con las mujeres heterosexuales.

Los autores indican que sus conclusiones mostraron un “fuerte apoyo” a la teoría de que la orientación sexual de una persona se deriva de la exposición a varias hormonas antes del nacimiento. La tasa de éxito de la IA en comparación con los humanos también pareció respaldar el concepto de que la orientación sexual femenina es más fluida.

“Una amenaza a la seguridad y la privacidad”

“Teniendo en cuenta que las empresas y los gobiernos están utilizando cada vez más algoritmos de visión computarizada para detectar rasgos íntimos de las personas, nuestros descubrimientos exponen una amenaza a la privacidad y la seguridad de hombres y mujeres gays”, concluyeron Kosinski y Wang.

La investigación ha llevado a los críticos a cuestionar el posible uso de este tipo de IA, tanto desde la ética de la tecnología de detección facial como en términos de la violación de la privacidad de una persona.

Con conjuntos de datos apropiados, pruebas similares podrían, de acuerdo con los investigadores, detectar otros rasgos personales como el nivel de IQ de un individuo o incluso sus opiniones políticas. Sin embargo, Kosinski y Wang también advirtieron sobre las ramificaciones potencialmente peligrosas que tales ‘softwares’ de la IA podrían tener en la comunidad LGBT.