Mako: Estudiantes de la UNAM desarrollan auto 100% eléctrico, ultraligero y eficiente

Este auto 100% eléctrico fue diseñado por estudiantes de la UNAM y por ahora ocupa el lugar número 12 del Shell Eco-Marathon Americas debido a su alto rendimiento

Mako: Estudiantes de la UNAM desarrollan auto 100% eléctrico, ultraligero y eficiente

Compartir es demostrar interés

Estudiantes de las carreras de Ingeniería y Diseño Industrial de la Universidad Nacional Autónoma de México desarrollaron un auto completamente eléctrico, ultraligero y con una eficiencia de hasta 85 kilómetros por carga de batería al que nombraron Mako.

Este vehículo ha logrado conseguir el doceavo puesto de 38 competidores internacionales del Shell Eco-Marathon Americas 2016, donde fueron puestos a prueba por imagen, desempeño y seguridad.

Esto lo convierte en el primer auto nacional en calificar a la contienda y el segundo vehículo de este tipo en todo América Latina.

El equipo Mizli formado por 15 estudiantes tardó cinco años en perfeccionar el Mako, cuya versión más reciente cuenta con una estructura elaborada de aluminio ligero ultrarresistente y un chasís hecho de fibra de carbono; ambos elementos, junto con la parte mecánica que incluye el motor, tienen un peso de sólo 40 kilogramos.

Estas características le permiten moverse sin problema; su motor eléctrico de corriente directa alcanza los 60 kilómetros por hora y su batería hecha de polímero de litio le ofrece un rendimiento de 85 kilómetros con tan sólo una carga eléctrica.

Aunque desarrollar un auto así desde cero no es nada sencillo ni barato, los estudiantes fueron capaces de reducir los costos de su producción al manufacturar piezas dentro del Centro de Investigación en Diseño Industrial (CIDI), de la Facultad de Arquitectura, aunado a la recolección y el patrocinio de distintas marcas que ayudaron a que Mako tuviera un costo neto de 250 mil pesos.

Mako retoma su nombre del tiburón, pues su diseño imita la aerodinámica, visión y seguridad de este animal

Como su nombre lo indica, Mako imita las características de este gran escualo, que se caracteriza en la naturaleza por tener un hocico cónico y puntiagudo, con boca grande en forma de U, y cuerpo ligeramente redondeado que le permite alcanzar grandes velocidades en el agua por su cuerpo altamente hidrodinámico.

“Nuestro auto causó asombro en la competencia porque en la manufactura combinamos eficiencia, aerodinámica, ingeniería y diseño en uno solo. Es un auto en el que el piloto está seguro, va bien y ve mejor. Su nombre proviene del tiburón Mako, cuya forma se ajusta perfecto  con lo que necesitábamos para romper el viento”, agrega la estudiante y capitana del equipo Miztli, Gabriela Flores.

Hasta ahora, Mako es el primer auto mexicano en calificar dentro de la competencia internacional Shell Eco-Marathon cuyo fin es elegir los carros con mayor eficiencia energética.

Para eso, los participantes son retados a cubrir la mayor distancia posible con el equivalente a un litro de combustible.

“Se califica la eficiencia por parte del controlador, cómo usas las baterías y cómo controlas el motor, todo cuenta”, afirma Heriberto Ávalos, miembro del equipo.

Esta competencia se divide en dos categorías, una es Prototipo, en la que participan autos tipo bala como Mako, que se enfocan en eficiencia, y la otra es Concepto Urbano, que busca diseños prácticos. Ambas categorías se subdividen según el tipo de energía que utilizan, que puede ser de combustión interna (gasolina, diésel, etc.) y movilidad eléctrica (hidrógeno y baterías de litio).

Este año, Mako ocupa el sitio 12 de la lista de 38 competidores.