Nuevo estándar nos obligaría a abrir el coche con nuestro teléfono

Nuevo estándar nos obligaría a abrir el coche con nuestro teléfono

Muy pronto podremos abrir las puertas del coche con el móvil gracias a un nuevo estándar creado por los gigantes de la industria.

Un nuevo estándar permitirá abrir las puertas del coche con el móvil, para todo tipo de modelos.

Muy pocos coches modernos usan una “llave” física como tal; la inmensa mayoría se abren de manera automática al pulsar un botón. Algunos incluso se abren por si solos cuando nos acercamos a la puerta, aunque se haya demostrado que eso puede ser bastante peligroso.

El caso es que ya no hay que meter la llave en la cerradura del coche; las puertas se abren con una señal que se envía de manera inalámbrica. Así que, ¿para qué necesitamos las llaves? En teoría, las podríamos sustituir por cualquier aparato que envíe esas señales; como nuestro smartphone.

Ya hay fabricantes que permiten abrir las puertas del coche con el teléfono, y mucho más; Tesla es el más famoso, y poco a poco se están apuntando más fabricantes. Pero cada uno lo hace a su manera. No había un estándar, hasta ahora.

La Car Connectivity Consortium es una asociación de empresas del sector automovilístico y tecnológico que se ha centrado en crear ese estándar. Se llama Digital Key, y la primera especificación 1.0 ya ha sido publicada para su implementación en todo tipo de coches y aplicaciones.

Digital Key nace por la necesidad de contar con un ecosistema en el que todos sigan las mismas reglas; esto permitirá a los desarrolladores y fabricantes olvidarse de reinventar la rueda cada vez que fabriquen un nuevo modelo, y centrarse en una implementación única.

La especificación se centra en el método en el que la clave digital se transfiere entre el dispositivo electrónico (el móvil) y el coche. Para ello se utiliza NFC, el estándar de comunicaciones cercanas que permite una conexión segura entre dispositivos.

Y no consiste sólo en abrir las puertas. El estándar permite bloquear y desbloquear las puertas, encender el motor, y otras funciones. Aunque ya se ha publicado la primera versión del estándar, ya se está trabajando en una versión 2.0 más completa.; por ejemplo, imagina poder encender el climatizador minutos antes de entrar en el coche para que esté a la temperatura correcta, una función que ya tienen algunos coches actuales en sus llaves.

Las ventajas de un estándar único, pero ¿quién lo implementará?

Un estándar único tiene varias ventajas, como la interoperabilidad entre modelos. Es decir, que si tenemos dos coches, por ejemplo, podremos abrir ambos con la misma app en nuestro smartphone. También permite soluciones escalables, en las que sucesivas versiones incluyan nuevas funcionalidades pero sean compatibles con los coches y dispositivos ya existentes.

La otra ventaja es que permite compartir el acceso al coche; con una app, podremos definir qué usuarios pueden coger el coche, y podrán abrirlo con el móvil.

Claro, que para que un estándar tenga éxito primero tendrá que ser usado por muchos fabricantes. El Car Connnectivity Consortium está formado por algunas de las figuras más importantes de ambos sectores; BMW, General Motors, Audi, Volkswagen, y Hyundai representan a los fabricantes de coches, mientras que del sector electrónico nos encontramos a Apple, Samsung, Qualcomm, y varios mas.

Omicrono