Universitario tetrapléjico logra caminar gracias a un exoesqueleto

Universitario tetrapléjico logra caminar gracias a un exoesqueleto

En 2015 una grave lesión medular cambió radicalmente la vida de un joven nacido en Venezuela. Su tesón ha hecho lo que parecía imposible.

Aldo Amenta, un estudiante de la Universidad Internacional de Florida (EE.UU.) de origen venezolano, quedó tetrapléjico hace tres años tras sufrir una seria lesión medular cuando se bañaba en la piscina. Limitado a moverse desde entonces en una silla de ruedas, este joven logró por primera vez caminar el pasado domingo en su graduación gracias a un exoesqueleto, reportan los medios locales.

El pasado 9 de diciembre, Amenta, quien se acaba de licenciar en ingeniería electrónica, protagonizó un emotivo momento al caminar para recoger su diploma. Los presentes en la ceremonia universitaria le regalaron una sonora ovación.

Pese a haberse tratado de apenas unos pasos, el joven de raíces venezolanas pasó muchas horas practicándolo. “Fue una experiencia increíble”, aseguró a la prensa local. “Para mí es un hito. Poder cruzar el escenario caminando es algo realmente significativo”, agregó.

Ahora Amenta quiere cursar un máster. Y eso que después del trágico accidente hace tres años incluso se planteó dejar sus estudios. El trauma cambió su vida “por completo”, confesó. Su familia se vio en la vicisitud de tener que elegir entre pagar por su terapia o por sus estudios. Fue entonces cuando una campaña universitaria le ayudó a recibir los fondos para cubrir los gastos académicos; y sus familiares pudieron centrarse en su terapia.

En ES interesante | Rusia crea el primer órgano con una impresora 3D en el espacio