El nuevo cazador de exoplanetas de la NASA capta un cuerpo celeste inesperado

El nuevo cazador de exoplanetas de la NASA capta un cuerpo celeste inesperado

El telescopio espacial TESS todavía no ha proporcionado imágenes de otros planetas, pero sí de un cometa en movimiento.

El nuevo telescopio espacial de la NASA Transiting Exoplanet Survey Satellite (TESS), conocido como cazador de exoplanetas, inició la exploración científica el 25 de julio de este año, pero antes de emprender la búsqueda de otros planetas, captó imágenes de algo que no estaba dentro de su misión. Aquel día, el TESS tomó imágenes de prueba a lo largo de 17 horas y luego los científicos descubrieron en ellas un cometa en movimiento.

Se trata del cometa C/2018 N1, detectado por la misión NEOWISE de la NASA el 29 de junio. El mismo se sitúa a unos 48 millones de kilómetros de la Tierra, en la constelación Piscis Austrinus. Este lunes la NASA ha publicado un video compilado a partir de las imágenes del Tess. En el video la cola del cometa cambia de dirección por el viento solar.

Además del C/2018 N1 en las imágenes se ven dos estrellas variables, cuya luminosidad cambia como resultado de la pulsación, rotación rápida o el eclipse de sus vecinos binarios. El cambio de color de las estrellas del blanco al negro es resultado del procesamiento de las imágenes.

A partir del minuto 1 en el video también se observa luz procedente de Marte, ya que cuando el TESS tomó aquellas fotos el planeta se encontraba en su punto más cercano a la Tierra.