¿Por qué las minilunas de Saturno tienen forma de ravioli y no son del mismo color?

¿Por qué las minilunas de Saturno tienen forma de ravioli y no son del mismo color?

Los satélites más cercanos a ese planeta son rojizos y los alejados son azulados.

Un equipo internacional de investigadores dirigido por el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA ha descubierto la composición de cinco pequeñas lunas ubicadas en el sistema de anillos de Saturno, según un reciente estudio publicado en la revista Science.

Gracias a los datos recopilados por la nave espacial Cassini, esos especialistas determinaron que las superficies de Atlas, Pan, Dafne, Epimeteo y Pandora están cubiertas con material de los anillos de Saturno y de partículas heladas que emanan de Encélado, el satélite más grande del sexto planeta del Sistema Solar.

“Esas lunas están recogiendo partículas de hielo y polvo de los anillos para formar faldas pequeñas alrededor de sus ecuadores”, mientras que “un cuerpo más denso tendría más forma de bola porque la gravedad atraería el material” dijo Bonnie Buratti, integrante del Laboratorio de Propulsión a Chorro y directora del estudio.

Además, los científicos comprobaron que las superficies de esos cinco pequeños satélites son porosas, algo que confirma que se formaron en múltiples etapas a medida que el material del anillo se asentaba en núcleos más densos, que podrían ser restos de un objeto más grande que se rompió y también ayuda a explicar su forma: en lugar de ser esféricos, son similares a raviolis.

“Los atrevidos y cercanos sobrevuelos de estas extrañas lunas nos permiten observar cómo interactúan con los anillos de Saturno” y suponen otra evidencia de que el conjunto forma un sistema “extremadamente activo y dinámico”, continuó Buratti.

De los satélites estudiados, las superficies de Dafne y Pan —los más cercanos a Saturno— son las más alteradas por los materiales y cuentan con una tonalidad rojiza, similar al color de los anillos principales. Por su parte, Atlas, Epimeteo y Pandora —las más alejadas— no solo están recubiertas por esos restos, sino también por partículas heladas y vapor de agua las ‘plumas’ que emanan de Encélado que les otorgan un color más azulado.